viernes, 4 de mayo de 2007

LUEGO DEL ESTRENO

¿Qué pasa después de estrenar una película? ¿qué pasó después de este jueves en que se estrenó LA PELI?
En principio diría que se dió un paso muy importante, instalar a LA PELI como uno de los estrenos más destacados del año y por otro generar una pequeña discusión en torno o a partir de LA PELI.
Y de ese debate van surgiendo comentarios, críticas y evaluaciones que nunca hubiera pensado. Las películas nos dan ensa posibilidad, de que se disparen pensamientos de los más variados y hacia los lugares más inesperados. Pero también he encontrado una gran pereza intelectual por parte de unos cuantos críticos, como si el hecho de enfrentarse ante una propuesta cinemográfica a la que hay que analizar por fuera de los parámetros que ellos tienen establecidos les causa una fatiga que no les permite ver más allá de la pantalla de su computadora. Por ejemplo el crítico Diego Batlle comienza su análisis de LA PELI de la siguiente manera:
Lo mejor que puede decirse de La peli, el más reciente largometraje del prolífico director rosarino Gustavo Postiglione, es que se trata de una propuesta audaz, provocativa, inclasificable, rupturista tanto con su propia obra como con buena parte del Nuevo Cine Argentino.
Pero termina su nota así:
El propio Postiglione reclamó en una reciente carta pública un debate con críticos y colegas sobre el estado del cine argentino a partir de su película. Si La peli es la evolución que él propone, el cambio profundo en su filmografía, su propuesta para reconquistar el favor del público perdido, prefiero llamarme conservador y quedarme con la sencillez de las largas charlas nocturnas de los queribles (y algo reaccionarios) personajes de El asadito.
Si lo mejor que tiene LA PELI es que es audaz, provocativa, inclasificable y rupturista ¿por qué el crítico prefiere llamarse conservador y quedarse con EL ASADITO? El Asadito en su momento también fue provocador y rupturista a los ojos del mismo crítico y creo que de alguna manera hoy lo sigue siendo. Entonces ¿cuál es el tema? se prefiere la propuesta audaz del ayer y no la de hoy ¿por qué? Porque ese crítico ha permanecido en la misma butaca viendo la misma película desde el 2000 hasta la fecha, no se ha permitido modificar su mirada y por lo tanto no le permite a un realizador que modifique la suya. Esto nos está hablando de que una crítica que nació con aires de renovación de las viejas y vetustas plumas conservadoras se van acercando poco a poco a lo que vinieron a reemplazar.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Los críticos están cerca del poder, en Chile es mucho peor, no hay crítica, todo es farándula o comentarios de periodistas incautos o de gran trayectoria pero en Cine Comercial.
Las críticas son necesarias pero yo que quiero algún día hacer una película, me gustaría saber la opinión del público. Me gustaría que cuando salieran de la sala dijeran su impresión, lo que les quedó y escuchar piolita escondida esos comentarios.

JM dijo...

¡Felicitaciones! Aunque todavía no ví LA PELI, celebro este blog.
Mucha merde.

c. dijo...

"instalar a LA PELI como uno de los estrenos más destacados del año y por otro generar una pequeña discusión en torno o a partir de LA PELI". abrís con esta frase pero: si la peli tuvo un estreno destacado se debe al provincianismo de algunos medios argentinos. sólo por contar con oreiro y grandinetti es que te ganaste una tapa en clarín -más allá de la amistad con el crítico de la casa-. para colmo, oreiro está a penas un ratito en la peli. todo lo demás es resta, la mina que ponés en bolas y nada más. creo que la mejor definición sobre la peli la hizo monteagudo en página: "“Tenía los actores, los decorados, la guita, pero me faltaba algo...”, cavila Diego, el protagonista de La Peli, un director cinematográfico que atraviesa una profunda crisis creativa y se pasea por el set sin llegar a decidir qué quiere decir o contar. Como a su personaje, el realizador rosarino Gustavo Postiglione (...) tiene ahora de todo, incluso actores de mucho nombre y convocatoria (...), pero le falta lo esencial: la película".

solceta dijo...

Todos tenemos algo de criticos, el ser humano lo es. Pero prefiero no opinar hasta ver "La peli". Igualemente lò prefiero a mi manera: todas la peliculas que los criticos califican como "malas" a mi siempre me cierran, y no solo como un espectador sino como una estudiante de cine.
Pero es el precio que hay correr. Siempre somos la minoria los que no damos bola a los criticos. y optamos por sacar nuestras propias conclusiones.

igualemente, espero a verla y desp te cuento!

saludos

Anónimo dijo...

En la peli vi a hombre que con coraje se desnudo al mundo, no es una historia más (lo que sentí al ver Volver de Almodóvar, mas allá de mi admiración por él). Gustavo pateo el tablero, afrontando en el hacer, todas sus luchas en una película, del amor, la política, la narrativa; en fin el artista y el mundo, y desde el culo del mundo, lo que no es una lucha menor.
Me parece renovador al intelecto y sobre todo al espíritu poner en jaque permanente a las formas (hablando solamente de la narrativa, ya que en la película absolutamente todo esta en jaque). Te agradezco tu disposición a bordear los límites, correrlos, pararte afuera, sentir el vértigo en este juego. Lo que sentí al verla es que no tenia parámetros para analizarla * y que constantemente se me iban cayendo datos y signos por todos lados, lo cual también me incomodaba pero desde el lado positivo. Desde mi lugar, como estudiante de cine y aspirante a realizador es un oasis de recursos y formas de realizar audiovisuales y un modo de pararse el artista sobre el páramo a luchar con sus desvelos y sus deseos.
Estaría bueno que se hable más sobre cine, que se abra el dialogo sobre las formas, el mercado, el arte y el producto, pero el encierro o individualismo es un drama cultural y social del cual el cine naturalmente no esta exento. Mas allá de esta pálida, veo grietas que se van abriendo positivamente en ese sentido, de lo que sos responsable directo.
Gracias por toda tu entrega a la obra y por brindar este espacio para la comunicación, y si de algo te sirve, me lo imagino a Passolini, Cortazar y Macedonio Fernandez en primera fila disfrutando de “La peli”.

*(lo cual incomoda de sobremanera a los críticos que se dedican exclusivamente a esa tarea, siempre le es mas fácil analizar una película que este regida por las formas del mercado)

Patricio Herrmann

Anónimo dijo...

La peli y otras buenas nuevas.
En la peli vi a hombre que con coraje se desnudo al mundo, no es una historia más (lo que sentí al ver Volver de Almodóvar, mas allá de mi admiración por él). Gustavo pateo el tablero, afrontando en el hacer, todas sus luchas en una película, del amor, la política, la narrativa; en fin el artista y el mundo, y desde el culo del mundo, lo que no es una lucha menor.
Me parece renovador al intelecto y sobre todo al espíritu poner en jaque permanente a las formas (hablando solamente de la narrativa, ya que en la película absolutamente todo esta en jaque). Te agradezco tu disposición a bordear los límites, correrlos, pararte afuera, sentir el vértigo en este juego. Lo que sentí al verla es que no tenia parámetros para analizarla * y que constantemente se me iban cayendo datos y signos por todos lados, lo cual también me incomodaba pero desde el lado positivo. Desde mi lugar, como estudiante de cine y aspirante a realizador es un oasis de recursos y formas de realizar audiovisuales y un modo de pararse el artista sobre el páramo a luchar con sus desvelos y sus deseos.
Estaría bueno que se hable más sobre cine, que se abra el dialogo sobre las formas, el mercado, el arte y el producto, pero el encierro o individualismo es un drama cultural y social del cual el cine naturalmente no esta exento. Mas allá de esta pálida, veo grietas que se van abriendo positivamente en ese sentido, de lo que sos responsable directo.
Gracias por toda tu entrega a la obra y por brindar este espacio para la comunicación, y si de algo te sirve, me lo imagino a Passolini, Cortazar y Macedonio Fernandez en primera fila disfrutando de “La peli”.

*(lo cual incomoda de sobremanera a los críticos que se dedican exclusivamente a esa tarea, siempre le es mas fácil analizar una película que este regida por las formas del mercado)

Patricio Herrmann

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Parece que es difícil pedir debate y después bancárselo. Es una lástima que aprezca un comentario "suprimido", o sea: censurado. Tal vez sea una sarta de guarangadas, tal vez no. Me quedo con las ganas. Cuando vea "La peli", escribiré algo al respecto, si esto de suprimir no se hace costumbre.

gustavo postiglione dijo...

aclaro que en esta página no se suprimen comentarios, solo he borrado uno que llegó tres veces repetido y como es un gran elogio hacia LA PELI me parecía que con dos ya era suficiente, aparte no tengo necesidad de borrar nada ya que justamente me la BANCO lo más bien y por eso escribo lo que escribo,
saludos

gustavo postiglione dijo...

cuando c habla de provincianismo lo hace de manera despectiva, utilizando el término para descalificar, como si ser provinciano significa ser inferior, es la típica mentalidad porteña de cuarta que tanto mal nos ha hecho y le hace al país, y de paso te digo, si volvés a pasar por el blog: por supuesto que la presencia de Grandinetti y Oreiro se merecen una tapa de Espectáculos de cualquier diario y si eso le ayuda a la película ¿qué hay de malo?

c. dijo...

gustavo: me paseo por el blog de nuevo. y quiero bajarle el tono a la discusión. no hay ánimos de confrontar a través del desprecio y no creo que agarrarse de la palabra provincialismo desmerezca cualquier crítica que se le pueda hacer a la película. el provincialismo es una visión acotada del mundo. punto. es ocioso tener que justicar(se) cada vez que alguien menciona una palabra y no parezca políticamente correcta. no apunto a tu "rosarinirez". es lo de menos. por otra parte... a) vi la peli y no me gustó. b) no tengo ninguna animosidad contra tu persona; es más me caés bien. c) pero, realmente, no entiendo dónde está la propuesta de debate que planteás. honestamente lo digo. veo entusiasmo, pero nada más. d) por otra parte, decís que te bancás a la gente que piensa distinto, aunque a los que no hablan bien de la peli los acusás de hacer un análisis equivocado de la película (y también mala intención, parece). e) espero haberme expresado bien, sin herir suceptibilidades (no tanto las tuyas, sino las de tus defensores).
ps. soy crítico de cine. entiendo de cine. veo cine. mucho cine. mis gustos son varios y cambiantes. cambiantes en la medida que aparecen nuevos lenguajes, nuevas aproximaciones, nuevas maneras de ver y hacer cine. un saludo y todo con la mejor onda.

gustavo postiglione dijo...

C,
Que no se confunda pasión con agresión, si uno es cuestionado ¿por qué no puede responder a ese cuestionamiento? con respecto a la propuesta del debate no surgió originalmente de mi sino que fue producto de una serie de discusiones que se dieron en el marco del Festival de Mar del Plata y propiciada por los mismos críticos que veían en La Peli un cuestionamiento al cine argentino de los últimos años. Y como ese debate es algo que propongo desde hace ya un tiempo con un film ensayo (Miami RMX, 2004) y un libro (Cine Instantáneo, 2004) creí que era una buena ocasión para retomarlo.
Creo que hay crítica con buena leche y otra con mala intención y esto es claro e indudable porque sucede en cualquier profesión y actividad y es una realidad que no hay que negar. Te agradezco la aclaración del término "provincialismo", aunque me parece que no debería usarse, hay otras palabras que pueden reemplazarlo.

Anónimo dijo...

….el provincialismo es una visión acotada del mundo.....
Dar un marco es netamente necesario para el análisis, al plantear cualquier tema.
En este caso el marco geográfico elegido por el crítico que se lee arriba, peca de lo que se le acusa a todo aquel que “milite” en el provincialismo, de tener una visión acotada del mundo. En realidad no comprendo muy bien el significado de la palabra provincialismo, me imagino que seria algo así como un movimiento o grupo referencial de personas, por lo de “ismo”, que nuclea , en este caso de artistas que trabajan y construyen sus obras con signos folklóricos y costumbres de su zona dentro de una frontera bien delimitada de la cual no se corren nunca.
Pienso que en “la peli” se ha utilizado y citado (en fotografía y el auto: policial negro en la escena del taxi por ejemplo o en los diálogos charlas sobre diferentes corrientes artísticas y estéticas de lo más variadas y que no son propias del cine santafesino…??? Se puede decir que se ven algunas cosas como suecas, francesas, latinas y norteamericanas, lo que denota que su visión y criterio estético como realizador, sobrevuela más allá de las fronteras de la provincia.
Hay una realidad, un artista es natural de un lugar determinado, allí vive en sociedad, estudia, ama, desea, crea e intenta desarrollarse en lo suyo y se une con un grupo de personas afín para lograr sus objetivos, ya seas rosarino, madrileño o bahiano. No entiendo el inconveniente de tener a un actor por el cual uno tiene la confianza que desarrollara correctamente su personaje, no lo vas a convocar por que vive cerca de tu casa? Este análisis sobre la capacidad del cumplimiento de su función cabe también para el fotógrafo, el sonidista o el fletero.
Es cierto que hay perfiles de sus personajes caracterizados con un tinte rosarino o provinciano, pero lo creo netamente necesario por que la historia de la película transcurre allí, como cualquier película ubicada en Texas o la puna, los personajes van a tener tinte texano o puneño si es que son naturales de esa zona.
El ex director de la Escuela de Cine Provincial de Santa Fe, Fernando Birri se figura como “un hombre insatisfecho de este mundo que trata de encontrar claves, leyes o principios que puedan restaurar un equilibrio…..”, el nativo de Colastine, pueblo del interior de Santa Fe, Juan José Saer escribió gran parte de su obra literaria, sobre historias que transcurrían en lo que él mismo llamaba “la zona”, palabra que resignifico, entre otras cosas, como parte de esta provincia sin limites precisos.
Creo que el provinciano Postigline comparte en puntos algunas las luchas y búsquedas con estos provincianos de mundo. Hurgan las formas, las narrativas, corren los limites, buscan referencias y enseñanzas en otras culturas, las transforman, trabajan con signos de la zona, como todo artista/hombre insatisfecho en este mundo que desea y busca las claves y las formas para ver el mundo de otra manera.

De Carcaraña, PH

maría dijo...

Gustavo, te felicito por La peli, me parece que encontraste un cierre inteligente y sumamente dramático para "la trilogía", abriendo el juego al análisis del propio lenguaje pero, sobre todo, a las implicancias ideológicas que tiene la defensa de determinados discursos.
Ahora, me gustaría sumar al debate tres comentarios breves.
El primero es que resulta evidente, al menos para los periodistas que escribimos en diarios o revistas masivos (quiero decir, no especializados), que esos espacios están divorciados de cualquier punto de vista crítico. Lo has planteando de distinta manera en varias de tus películas. En la última, además, lo explicitás al hacer actuar a Diego Lerer de crítico de cine (había aparecido dando testimonio en Miami).
La perspectiva crítica hay que buscarla en otro lado: quizás en los libros o en el debate académico (aunque tampoco estoy segura de que estas instancias tengan alguna posibilidad de realización).
Lo segundo es que, en ese contexto, lo que se lee en los diarios o en las revistas semanales es la opinión de los cronistas, es decir, si les gustó o no lo que vieron. En otras palabras, nada que le sirva al lector para discernir si vale la pena o no pagar casi seis dólares para ver una película.
El tercer comentario, es una consecuencia de lo anterior: sospecho que más de un crítico (¿dije crítico?) se debe haber fastidiado con el espejo que le pusiste delante. ¿A quién le gusta saberse descubierto?
Espero con ansiedad el estreno en Canal 7.
Un abrazo,
maría