martes, 19 de agosto de 2008

que decir

¿Qué decir cuándo hay mucho por decir o cuando no hace falta decir nada? el blog te lleva a decir por decir, escribir por escribir. Pero hablar de una película en rodaje supone que siempre hay algo por contar aunque sea una pavada. Escribo estas cosas aquí porque temo que en el futuro pueda olvidarme de los detalles o de los hechos y que mi recuerdo traicione estos momentos. Pero podríamos decir que no hay nada de malo en traicionar a la memoria siempre y cuando el recuerdo se transforme en algo más interesante que la realidad. Los diarios se escriben a diario y el diario de un rodaje se escribe cuando uno ya descansó de la jornada anterior.
Balas, humo y corridas decía el guión y creo que mucho de eso se logró entre domingo y lunes. Todo parecía muy real, las molotv cayendo sobre el pavimento e incendiándolo, las balas de fogueo, los manifestantes escapando de los caballos.
Anoche tuvimos la última jornada netamente nocturna. Hacía mucho frío y se me partía la espalda después de más de doce horas parado, por suerte tengo unas zapatillas que me hacen más placentero el contacto con el piso, no son zapatillas que me agraden demasiado en el aspecto estético pero en determinadas situaciones eso es lo menos importante.
Me siento muy bien en el set, es lo que más extraño al terminar de filmar, el momento del rodaje. Creo que es en donde los impulsos y las intuiciones más profundas y que permanecen escondidas salen a flote y en el momento en que siento que aprendo de mi y del entorno de una manera que no se da en otras instancias. El hecho de tener que resolver en un lapso de tiempo muy corto y con poco margen de error es algo que me entusiasma y me significa un desafío diario. Si fuera por mi viviría filmando permanentemente y no terminando nunca la película.

2 comentarios:

gabriela dijo...

Hola gustavo, estuve estos dias en el rodaje, el domingo como extra, el lunes y hoy (miercoles) como espectadora del rodaje, ya que estudio cine y esto me sirve como experiencia. Te felicito por el gran despliegue, la exelente produccion/organizacion y por las buenas criticas pasajeras que hace la gente en general. Espero quede un muy buen trabajo,el que hasta ahora parece encaminado. Saludos.-

Susana dijo...

Fui espectadora por unas horas del rodaje en la esquina del rectorado. En el año 69 estrenaba mi vida de estudiante universitaria, medicina. Las escenas que ví fueron exacta réplica de lo que viví/amos por aquella época. Recuerdos y remembranzas. El lunes y a tu merced, rendí tributo a varios amigos desaparecidos. Exitos.