martes, 15 de marzo de 2011

Algo sobre el amor a La Nieta de Gardel

Diario de pre-producción de tantas cosas.
Hoy hubo un ensayo de Algo sobre el amor. No me gustó. Pero el problema no es la obra ni los actores. Mi cabeza no estaba en el lugar que tenía que estar para ver la obra. Empiezo a entender mucho mejor al teatro. Comprendo esa construcción que se va haciendo de a poco, juntando los pedazos de cada uno como un rompecabezas en donde las piezas a veces coinciden y otras no tanto. ¿Por qué será? Seguramente porque el teatro se construye fundamentalmente con lo humano, con los cuerpos vivos que viven en vivo. El teatro es tracción a sangre. El artificio es desnudado por las almas que se exponen sin que medie un dispositivo que las proteja. Saber que la obra puede ser brillante y caótica a la vez me genera una intriga y una excitación extraña. Podría dejar de ensayar mañana y retomarla una semana antes del estreno con estos maravillosos actores y seguramente podría salir de manera perfecta o terriblemente mal. Podría ensayar de aquí a dos meses todos los días y podría salir de manera perfecta o terriblemente mal. La obra está, tengo que estar a la altura de la situación y eso me encanta. Saber que debo correr detrás de la obra y no que yo esté por delante de la obra.
La nieta de Gardel
3:13 marca el reloj y Bitches de Miles Davis tocado por Apple Juice Kid.
Reescribir, no puedo, pero ya reescribí, lo tengo en mi cabeza, pero en mi cabeza no sirve mientras no esté en el papel. Debe estar impreso, primero de manera electrónica y luego en el papel. Hace un rato chateaba y hablaba de Miles Davis, de Diana Krall, de Keith Jarret con una persona que pensaba que no conocía más que a Diego Torres. Y no. Tuve que tirar el prejuicio por el suelo. Este rodaje será demoledor de prejuicios. Ahora es el turno de Aja de Steely Dan pero cambio a Baby its you. Música, una lista inmensa de temas, pero quiero escapar que no me atrapen los temas. Todos la música tiene un pasado y si alguna vez lo compartimos es hora de buscar discos sin pasado o con un pasado tan lejano que solo queda en nosotros una estela que apenas te roza. Steely Dan es eso, de la misma manera de Bil Evans y Everebody Digs, este disco siempre fue música de fondo mientras escrbí muchas cosas. Una especie de disparador para viajar. Una semana para comenzar el rodaje, estoy descalzo y se terminó el jugo de naranja. Siempre alguien me pregunta antes de empezar ¿cómo es empezar? pregunta que por lo general hacen quienes entran por primera vez en este circo que dura unas pocas semanas. La respuesta es: El problema es terminar y cuando terminemos te vas a dar cuenta lo "fuerte" que es un rodaje y lo que se deja y lo que te llevás de ahí. Atravesar un rodaje de seis semanas es como haber vivido intensamente seis ocho meses una relación muy pasional que de repente se termina en lo mejor de ese vínculo. Quedás agotado pero con ganas de tener más. Pero para tener más hay que esperar, los procesos de filmación tienen sus tiempos y etapas que hay que saber recorrer. Cuando terminé los anteriores rodajes ya no quería saber nada de seguir filmando, quería volverme a mi casa a descansar y dejar de pensar por un tiempo en lo que había hecho. Ahora -no sé por qué o sí se por qué- creo que no voy a querer parar, creo que la adrenalina de este rodaje va a ser mucho más intensa. Y creo que será así porque seguramente todavía no decidí desde donde voy a contarla o donde y como voy a poner el ojo. Y me gusta que sea asi, que el mismo proyecto me diga desde que lugar tengo que hablar y que eso vaya sucediendo a medida que todo avanza.

1 comentario:

hugobruschini dijo...

?Como es empezar¿Esta tarde cuando me probaron vestuario para mi pequeña participacion en La nieta....., me dijiste que la primer escena que se rodaria seria la que participo yo;el martes me entero como es empezar.Soy un tipo que no tiene mucha experiencia en esto, pero me apasiona,gracias por tenerme en cuenta.