domingo, 12 de septiembre de 2010

ALGO SOBRE EL AMOR


Desde hace un tiempo venimos evaluando con un grupo de actores montar una obra de teatro. En realidad gracias a la insistencia de estos actores me puse a escribir un texto con la intención de llevarlo a escena.
Me gusta ver teatro y desde que hice mi primera incursión en ese lenguaje (con la versión teatral de El Asadito) me quedé con las ganas de hacer algo más, de volver a meterme en un proyecto teatral. Encuentro en el teatro la posibilidad de
narrar con más tranquilidad. El teatro es algo dinámico que se modifica permanentemente, nunca vemos la misma obra dos veces, siempre hay otra posibilidad que puede ser reveladora. Dirigir teatro es como ser técnico de un equipo de fútbol: se puede convocar a los mejores y armar la mejor estrategia de juego, pero en definitiva serán los actores y no el director los que definirán en la cancha. En el teatro las responsabilidades están  repartidas más equitativamente entre autor, director y actores. En el cine funciona la tiranía del director que por otra parte es necesaria ya que es el director el que en definitiva ordena y le da sentido a todo el material. Considero al teatro menos estresante que el cine, pero claro, lo digo yo que provengo del cine y no sé si eso vale.
Luego de escribir la obra los llamé a los actores y empezamos a ensayar para evaluar si la propuesta les convencía a todos. Nos entusiasmamos y  la presentamos al concurso de Coproducción de la Municipalidad. Y resultamos ganadores. Nuestro proyecto fue elegiido entre las cinco obras que recibirán un apoyo económico para producirlas por parte de la Municipalidad de Rosario.
La obra se llama Algo sobre el amor y la estrenaremos en abril de 2011.
El equipo está conformado por:
Claudia Schujman, Caren Hulten, Maria Celia Ferrero y Juan Nemirovsky.
La asistencia de dirección a cargo de Maria Eugenia Solana
La escenografía y vestuario a cargo de Ana Julia Manaker.
Dramaturgia y dirección Gustavo Postiglione

1 comentario:

Cecilia Fernandez dijo...

Muy interesante.
Yo hace unos años que hago teatro y es hermoso sentir que cada momento, cada función es única
Parecidas, claro pero nunca idénticas.
Cada función tiene su alma.
Hermoso la energía que se mezcla en escena. indescriptible.

Lindo espacio este...

Por cierto, dictas algún curso de actuación en cine?

Saludos